Rosquillas de mantequilla, ¿les darás un toque especial?

Estas rosquillas nos pueden servir tanto para el desayuno o la merienda, mojadas en leche, o para un aperitivo, si les eliminamos el azúcar. Tanto para una u otra versión, podemos enriquecer la masa con especias (canela, anís, pimienta, comino, jengibre…)

Ingredientes: 250 gr. de harina, 125 gr. de mantequilla sin sal, 60 ml. de cerveza,
3 cucharadas de azúcar, una pizca de sal, una pizca de bicarbonato, un poco de ralladura de limón, más azúcar

Preparación: Amasamos la harina, con la mantequilla a temperatura ambiente y en trocitos, el azúcar, la sal, el bicarbonato, la ralladura de limón y la cerveza. Una vez que tengamos una masa homogénea y suave, la dejamos reposar en el refrigerador durante 30 minutos.

Después tomamos pequeñas porciones de masa y las hacemos cilindros estirándolas entre las dos manos. Después unimos sus extremos para formar la rosquilla. Pasamos las rosquillas por azúcar y las disponemos sobre una bandeja de horno con papel antiadherente.

Horneamos a 200 grados durante 15 minutos hasta que se doren y estén crujientes. De todas formas cuando las sequemos en una rejilla irán endureciéndose aún más.

Imagen: Cookandthecity

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *