Saladitos rellenos para la merienda de Reyes

Los saladitos son esos bocaditos de hojaldre rellenos que son tan socorridos tanto en las meriendas como en los aperitivos para un almuerzo o cena especial. Si los compramos preparados son más caros que si los hacemos en casa, además que tenemos que recalentarlos y eso les hace perder en parte esa textura crujiente y a la vez tierna que los caracteriza.

Para hacer unos saladitos en casa y celebrar la merienda de Reyes, basta con reunir algunas láminas de hojaldre y unoss cuantos rellenos de paté, queso o atún de los que os hemos recomendado en Recetín. También podemos meterle a los saladitos sobrasada o salmón ahumado.

Cogemos la lámina de hojaldre y cortamos en rectángulos de unos diez centímetros de ancho. En el centro y a lo largo ponemos una tira del relleno elegido y lo cerramos formando un rollo alargado. Cortamos el rollo en tres partes y pintamos con huevo batido y lo espolvoreamos con ajonjolí. Metemos en el horno en una bandeja engrasada o en papel antiadherente a 190 grados durante diez minutos hasta que se dore el hojaldre.

Imagen: Mundorecetas

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *