Salmón ahumado hecho en casa

Hacer salmón ahumado en casa no es muy complicado. El problema es que hay que esperar unas cuantas horitas para que esté en su punto y podamos hincarle el diente. Ahumado, lo que se dice ahumado, no es. Le añadiremos sal ahumada para darle sabor, pero para ser prácticos, vamos a prescindir del humo natural o del horno ahumador.

En los propios ingredientes de curación, sal y azúcar, ya podemos incluir algunas especias que simpaticen con el salmón, como es el eneldo, aunque podemos marinarlo también con aceite una vez hecho. Aliñado o no, el salmón ahumado o curado es una delicia para los amantes de este pescado.

Ingredientes para 1 kg. de salmón en sus 2 lomos: Lomos de salmón limpios de espinas, 500 gr. de sal gorda, 300 gr. azúcar blanca, 2 cucharadas colmadas de sal ahumada fina, aceite de oliva de baja acidez y sabor suave

Preparación: La pieza entera de salmón suele ser un lomo hermoso, desprovisto de su espina central y todas las laterales. Las que están bajo la carne, podemos retirarlas con unas pinzas. Lavamos bien el pescado y lo secamos a conciencia.

Mezclamos las sales y el azúcar y la dividimos en tres partes iguales.

Sobre una bandeja en la que quepa el salmón bien recogido, extendemos una capa de la mezcla de sal y azúcar. Encima ponemos uno de los lomos con la piel hacia abajo, tocando la sal. Esparcimos sobre el pescado otra capa de sal azucarada y superponemos el otro lomo con la piel hacia arriba. Cubrimos con el resto de la sal.

Lo importante es que el pescado y la sal queden compactos y prietos en el recipiente. Si no es así, podemos poner los dos lomos al mismo nivel y cubrirlos sólo con dos capas de sal, una abajo y otra arriba.

Tapamos bien con plástico y dejamos marinar unas 36-48 horas, siempre dependiendo del grosor del salmón y de lo hecho que nos guste. A las 18-24 horas, damos la vuelta al preparado con cuidado para que se haga más por igual.

Concluido el marinado, sacamos el salmón y quitamos bien toda la sal, lavándolo con agua. Lo secamos bien y le quitamos la piel. Ahora lo volvemos a poner en un recipiente hermético a la medida del salmón y lo dejamos 2 días en la nevera cubierto de aceite de oliva.

Imagen: Cocinatipo

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *