Salmón crujiente, un aliciente para los niños

Las coberturas crocantes y vistosas son una atracción para los niños. Aplicarlas en ingredientes a los que ellos suelen ser más reacios es una ventaja. La capa crujiente no tiene por qué ser un frito o rebozado, podemos usar queso o PAN RALLADO, frutos secos… Prueba a hacer este crujiente salmón, ni que decir tiene que puedes usar otro pescado, y a ver qué opinan los pequeños.

Ingredientes: 4 lomos de salmón sin piel ni espinas, 50 gr. de pan rallado, 50 gr. de almendras, 50 gr. de cacahuetes, 50 gr. de queso parmesano rallado, aceite, sal y pimienta

Preparación: Primeramente picamos muy finamente, con un mazo o una máquina, los frutos secos y los mezclamos con el queso y el pan rallado.

Ponemos los filetes de salmón salpimentados sobre una fuente de horno untada en aceite y los salpimentamos. Repartimos sobre ellos una capa de la mezcla preparada y lo tapamos con papel de horno o aluminio. Metemos a horno precalentado a 200 grados durante 10 minutos. Pasado el tiempo, retiramos el papel y gratinamos 5 minutos para que se dore la cobertura. Con mucho cuidado, podemos dar la vuelta a los filetes, ponerlos sobre un nuevo papel de horno y esparcir sobre el lado sin cobertura un poco de ella y gratinar de nuevo, ya sin tapar.

Imagen: Vanidades

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *