Salmorejo de pimientos del piquillo

No seamos tremendistas ni cuadriculados. En este salmorejo sólo vamos a sustituir cierta cantidad de tomates por pimientos del piquillo. El aceite de oliva de calidad y el pan del día anterior siguen en la receta. Podemos servirlo con la clásica guarnición cordobesa de huevo duro y jamón picaditos. Marisco y pescado ligan bien con los pimientos del piquillo. ¿Crees que serían una buena guarnición?

Ingredientes: 3 tomates rojos bien maduros, 125 gr. de pimientos del piquillo en conserva (escurridos), 3 rebanadas de pan algo duro, 1 diente de ajo, vinagre, aceite de oliva virgen extra, sal

Preparación: Comenzamos troceando los tomates lavados y con piel, picando los pimientos, desmenuzando la miga del pan (podemos meter también la corteza) y picando el diente de ajo (si le retiramos el tallo central se repetirá menos). Ponemos todo en un recipiente y aliñamos con un chorrito de vinagre, sal y una cantidad generosa de aceite. Dejamos macerar todo en la nevera 1 hora.

Pasamos todo por la batidora y colamos por un tamiz bien fino. Rectificamos de aceite, sal y vinagre si es necesario. En el caso del aceite hay que ser generosos, así el salmorejo sale mejor emulsionado y aterciopelado. Damos un nuevo golpe de batidora. Dejamos reposar el salmorejo en la nevera para enfriarlo.

Imagen: Recetolandia

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *