Sandwich Villeroy

Por todos es conocida la forma de cocinar a la villeroy. Normalmente es el pollo el que más se presta a este tipo de preparación. Pues bien, hoy nos atrevemos con el sándwich, atentos que la receta es de las que se repiten.

Ingredientes:

8 rebanadas de pan del molde
4 lonchas de jamón cocido
4 lonchas de queso para fundir
Bechamel:
2 cucharadas de aceite
4 cucharadas de harina
1 litro de leche

Empanar:
1 huevo
pan rallado
sal

Preparación:

Preparamos el sándwich como siempre. Partimos de la base del clásico sándwich mixto que es el que mejor resultado nos dará, se puede cambiar el jamón dulce por salami o jamón serrano si se prefiere.

Una vez preparado el sándwich cortamos de forma transversal. Ponemos un palillo de dientes para evitar que en la preparación se abran las rebanadas. Preparamos la bechamel, la de bote no nos va a servir por ser demasiado espesa para nuestros propósitos.

Cogemos 2 cucharadas de aceite, cuatro de harina, un litro de leche y un poco de sal. Movemos todo muy bien, con batidora mejor, y vamos dando vueltas hasta que espese. Como podéis observar, por las proporciones, la bechamel nos quedará muy líquida, eso es lo que pretendemos.

Metemos los triángulos de sándwich en la bechamel con el máximo cuidado, evitando siempre, como es natural, que se rompan o se abran. Los depositamos en una fuente con algo de aceite y dejamos enfriar.

Una vez fríos pasamos por huevo y pan rallado y freímos en abundante aceite. Cuando estén doraditos los pasaremos a un plato con papel absorbente, serviremos acompañados de patatas fritas.

Como truco se os aconseja añadir una yema de huevo a la bechamel una vez terminada. Así obtendremos una textura diferente y más exquisita.

Vía: Mi recetario.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *