Scones con pepitas de chocolate: para mojar en el café


Los SCONES se pueden hacer de muchas cosas: frutas frescas como arándanos u otras bayas, frutas secas como pasas, frutos secos… Pero con chocolate están tremendos. Lo especial de estos es que van pintados con huevo y espolvoreados con azúcar, lo que les procura un brillo muy bonito. Hay que comer por los ojos también.
Ingredientes: 250 g de harina , 30 g de azúcar, 2 ½ de levadura de repostería, 125 g de mantequilla a temperatura ambiente, 250 ml de nata (35 % material grasa), 200 g de pepitas de chocolate, 1 pellizco de sal, un huevo batido, un poco de azúcar granulado para espolvorear.

Preparación: precalentamos el horno a 200 º C. Mezclamos en un cuenco los ingredientes secos (la harina, el azúcar, la levadura y la sal). Añade la mantequilla e incorpórala con los dedos hasta que la mezcla quede arenosa (como para un CRUMBLE). Añadimos la nata y las pepitas de chocolate y mezclamos con ayuda de una espátula o lengua de repostería (no mezclar demasiado).

Sacamos la masa del cuenco y le damos forma redonda o cuadrada. La transferimos a una bandeja de horno forrada de papel sulfurizado (o sobre una hoja de silicona). Pintamos la superficie con el huevo batido y espolvoreamos con azúcar granulado. Cortamos la pasta en cuadrados o cuñas y horneamos entre 14-16 minutos hasta que estén dorados. Dejamos enfriar sobre una rejilla.

Imagen: cafeiiina.com

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *