Setas heladas, ¿qué fruta y qué helado eliges?

Estos dos ingredientes son los componentes de nuestras fantásticas setas. No las vamos a comer ni en revuelto ni a la plancha, sino de postre o como merienda. La gracia de la receta está sobre todo en la presentación. Jugaremos con el color de la fruta y el helado, con los ingredientes de las pintitas de las setas y con el bosque que rodea a los gélidos hongos.

Las setas se forman rápidamente, y las podemos hacer más divertidas si las preparamos de varios tamaños. Por ejemplo, a una bola grande del helado que más os guste podéis ponerle como sombrero una rodaja de melocotón en almíbar. A la otra seta más pequeña, media de albaricoque o ciruela, por ejemplo.

Gotitas de sirope, glaseado o pepitas de chocolate nos servirán para simular las motitas de la seta… ¿Y el bosque? Pues con frutos secos, frutas picadas, alguna salsa… En definitiva, el postre no sólo lo haces tú sino que también lo creas. ¿Lo preparas y nos subes las fotos?

Imagen: Lacucinaitaliana

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *