Shortbread: una rica galleta de mantequilla a la escocesa

Shortbread: una rica galleta de mantequilla a la escocesa

El shortbread es una elaboración típica de Escocia pero extendida por todo el mundo anglosajón. Se trata en realidad de una galleta de mantequilla (sin huevo) parecida en sabor a aquellas galletas danesas que venían en una lata azul que nuestras mamás después usaban como costurero para guardar las bobinas de hilo, dedales y los botones sueltos. Se puede cortar usando cortapastas de diferentes formas, pero lo tradicional es hacerlo en forma de torta y en triángulos, o rectángulos. Ideal para una merienda o desayuno con una buena taza de té negro en estas fiestas que ya están por llegar.
Ingredientes: 150 g de harina, 100 g de mantequilla cortada en dados), 50 g de azúcar y un poco más para espolvorear.

Preparación: precalentamos el horno a 150º C. Ponemos la harina en un cuenco junto con la mantequilla, fría, cortada en dados. Agregamos también los 50 g de azúcar.Con las yemas de los dedos, la trabajamos hasta obtener una textura similar a la de pequeñas migas de pan. Entonces, hacemos una bola con el resultado y la transferimos a una superficie de trabajo ligeramente enharinada. Con ayuda de un rodillo, la aplastamos hasta obtener una torta de masa de unos 18 cm de diámetro. Alisamos la superficie con ayuda de las manos.

Con sumo cuidado, transferimos la torta a una placa de horno sin que sea necesario engrasarla. (En este momento, podemos hacerle alguna filigrana al borde, como un ondeado, por cuestión de estética, con ayuda de un cortapastas o con las manos si somos habilidosos). Con un cuchillo afilado, marcamos ocho incisiones radiales (en forma de triángulo) en la masa, sin llegar hasta el fondo de la masa. Por último, con un tenedor, pinchamos la torta levemente (es más una cuestión de estética).

Horneamos durante 30-40 minutos o hasta que esté firme y cocida. El shortbread queda de un color pálido. Cuando aún esté templado, cortamos por las incisiones que habíamos hecho y lo espolvoreamos con azúcar de grano grueso. Dejar enfriar para consumirlo.

Imagen: mumbai-masala