Simits o pretzels turcos: sustituye al pan de forma original


Si vas por Nueva York o por muchas otras ciudades norteamericanas, encontrarás puestos de estos roscos o panecillos por todos sitios. Esta receta no es, sin embargo, la típica receta de los pretzel, sino una variante turca que no envidia nada a los panecillos normalmente en forma de lazo recubiertos con semillas de sésamo. La receta original usa melaza de uva (grape molasses) pero un buen sustituto es el sirope de arce, la miel de caña, o la miel normal. Son ideales para mojar en chocolate, acompañar una comida normal sustituyendo al pan, o como apertivo ¿Para qué los vas a usar?

Necesitamos:
600 g de harina de fuerza (de panadería)
1.5 cucharaditas salt
2 1/4 cucharaditas de levadura de panadería seca
1 cucharadita de azúcar
60 ml de agua templada
agua (la que admita la harina hasta que se pueda trabajar y no se pegue en las manos)
2 cucharadas de melaza, sirope de arce o miel normal.
Semillas de sésamo (ajonjolí); la receta original usa sésamo negro, pero sino puedes encontrarlo usa el blanco o semillas de amapola.

Preparación:
En un cuenco amplio, mezcla la levadura con la cucharadita de azúcar y los 60 ml de agua templada. Deja que fermente 10 minutos (la levadura doblará su volumen y burbujeará). En la encimera muy limpia, pon la harina y haz un hueco en el centro en forma de volcán. Vierte la mezcla de levadura en el hueco y empieza a amasar con los dedos, vertiendo agua poco a poco y amasando hasta que no se te quede pegada en las manos y puedas hacer una bola de masa (ten a mano un poco más harina por si te quedara muy pegajosa).

Haz cuatro bolas con la masa y de cada bola toma pellizcos de masa para hacer como churros de la longitud de tu mano más o menos. Ahora, une los extremos y trenzalos haciendo un una espiral. Une los dos extremos para que quede una rosquilla.

Mezcla medio vaso de agua con medio vaso de azúcar de caña o alguna de las alternativas que proponemos. Mezcla bien y pon esta mezcla en un recipiente tipo bandeja de horno de cristal para poder sumerger en esta mezcla los pretzels. Déjalos sumergidos durante un minuto o dos, dándoles la vuelta para que queden bien impregnados. Escurre y rebózalos en las semillas de sésamo que previamente habrás dispuesto en un plato o bandeja.

Transfiere los pretzels a una bandeja de horno forrada con papel sulfurizado o una lámina de silicona. Hornea en horno precalentado a 220ºC durante diez minutos. Transcurrido el tiempo, dales la vuelta y hornea otros 10 minutos por el otro lado.

Imagen y adaptación: tartepink.com

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *