Solomillo de ternera con costra de hojaldre

Ingredientes

  • 1 solomillo de ternera (800 gr. prox.)
  • 1 diente de ajo
  • 20 gr. de mantequilla
  • 400 gr. champiñones
  • 200 gr. de jamón serrano o bacon en lonchas
  • 30 ml. de nata
  • 1 yema de huevo
  • 1 hoja de 250 gr. de pasta brisa
  • pimienta
  • sal

En su día, tenía en casa más invitados de la cuenta y un sólo solomillo no cubriría el apetito de mis comensales. Decidí aumentar la ración cubriendo el solomillo de paté, jamón y una capa de hojaldre. Preparado de esta forma, el solomillo ya casi no necesitaba guarnición. Cualquier pieza de carne limpia (lomo de cerdo, pechugas…) puede ser preparada “en costra”.

Preparación:

1. El primer lugar, salpimentamos la carne y la doramos por todos sus lados en una sartén con aceite caliente. Saltearemos la carne durante 20 minutos, si lo que queremos es una carne al punto, teniendo en cuenta que posteriormente hornearemos la carne con el hojaldre.

2. Un vez dorada, ponemos la carne sobre una rejilla para que suelte sus jugos, que podemos recoger en una bandeja para aprovecharlos para preparar una salsa.

3. Mientras se enfría la ternera, lavamos los champiñones y los laminamos. Los rehogamos en una sartén con el diente de ajo picado, tres cucharadas de aceite y la mantequilla. Cuando los champiñones estén tiernos y no tengan nada de jugo, los pasamos por la batidora para preparar un paté denso y lo dejamos enfriar un poco.

4. Extendemos en una encimera dos hojas de papel de horno. En una de ellas, ponemos la carne y la untamos por todos sus lados, a excepción de la parte inferior, con el paté de champiñones. En el otro papel, colocamos dos hileras de lonchas de jamón colocadas en vertical y superponiéndolas un poco entre ellas, de modo que un extremo de la loncha se toque con el de la próxima. Luego hacemos una banda con tres lonchas en horizontal que cruce el centro de la base de jamón y sobresalga por ambos lados, como si fuesen dos alas. En el centro de esta banda de jamón, extendemos un poco de paté del tamaño del solomillo, de modo que cuando pongamos la carne encima, ésta lo cubra.

5. Ahora cubrimos la carne con el jamón, dejando para el final las lonchas que sobresalían de la base. Pasamos la carne cubierta de jamón sobre la hoja de pasta brisa y la cubrimos con ella. Si nos sobra masa, podemos usarla para decorar.

6. Mezclamos la yema con la nata y pintamos la masa. Pasamos el solomillo en costra sobre una bandeja de horno cubierta con papel especial y cocinamos a 180 grados durante unos 30-35 minutos o hasta que la superficie se dore. Servimos el solomillo a rodajas.

Imagen: Buenasalud

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *