Soufflé de toffee casero: el secreto está en el aire


Lo imprescindible cuando hacemos cualquier tipo de soufflé es tomarlo recién salido del horno para que no pierda aire y disfrutar de toda su esponjosidad. Cuando batamos las claras y las agregemos al resto de ingredientes conviene que lo hagamos movimientos envolventes para que éstas no pierdan el aire tampoco. Ah, has escuchado bien, soufflé de toffee, y además casero. Lleva un tiempecito conseguirlo (el toffee digo), pero en cocina, como en cualquier otra disciplina que nos apasione, sarna con gusto no pica. ¿Qué otro tipo de soufflés has praparado? No dudes en compartir…

Necesitamos:
-una lata (400 ml) de leche evaporada
-una lata (400 ml) de leche condensada
-8 yemas de huevo
-100 gr. de harina.
-200 ml de Canasta (u otro vino tipo oporto)
-100 gr. de azúcar
-4 claras de huevo
-Azúcar glas para decorar (opcional)

Modo de hacerlo:

1. Ponemos en una olla que no se pegue la leche condensada y la evaporada, a fuego lento y removiendo con una cuchara de madera para que no se pegue (1 hora aproximadamente). Si tienes una máquina tipo chef-o-matic, la cocinera, o un thermomix, este tedioso proceso será más sencillo.

2. Retiramos del fuego, dejamos que atempere y agregamos las yemas una por una, removiendo de forma enérgica con la cuchara. Seguidamente, agregamos la harina (tamizada) y mezclamos con una espátula con movimientos envolventes.

3. Aparte, en una olla, preparamos un almíbar con el vino y el azúcar con cuidado que no se queme. Dejamos templar.

4. En otro recipiente, batimos las claras y agregamos poco a poco el almibar en forma de hilo hasta conseguir un merengue sólido. Acto seguido, mezclamos las dos preparaciones con la espátula poco a poco, con movimientos envolventes para que no se escape el aire.

5. Rellenamos unos moldes individuales para souflé que previamente habremos untado con mantequilla y espolvoreado con harina. Introducimos la masa hasta tres cuartas partes del molde. Finalmente, los llevamos al horno precalentado a 180º C durante 10 minutos.

6. Servimos inmediatamente, espolvoreados con azúcar glas si queremos.

Imagen: shankee

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *