Springerle, galletas decoradas para Navidad

Ingredientes

  • 625 gr. de harina de trigo
  • la punta de un cuchillo de bicarbonato de amonio (sustituible por levadura en polvo o bicarbonato sódico)
  • 4 huevos
  • 500 gr. de azúcar glass
  • 1-2 cucharaditas de semillas de anís ligeramente tostadas

Podríamos decir que estas galletas alemanas son pequeños cuadros comestibles. Se caracterizan por tener un relieve decorativo que representan figuras navideñas o escenas variadas (campestres, heráldicos, religiosos, costumbristas…) y que se obtiene gracias al uso de unos moldes especiales de madera tallada, aunque hoy día podemos encontrarlos en elmercado hechos en plástico y cerámica. Los componentes de las springerle son los habituales de las galletas, aunque contienen anís y un gasificante especial.

Preparación:

1. En una sartén sin grasa tostamos las semillas de anís ligeramente a fuego medio.

2. En un recipiente batimos manualmente los huevos con el azúcar glass hasta que se disuelva por completo y obtengamos una masa ligeramente montada, cremosa y blanqueada.

3. Con ayuda de un colador, agregamos la harina de trigo mezclada con el bicarbonato a la crema de huevo. Echamos las semillas de anís tostadas y trabajamos la masa con las manos hasta que tengamos todos los ingredientes integrados y nos quede una masa uniforme. Envolvemos la masa en film y la dejamos reposar en un lugar frío durante una hora.

4. En una superficie enharinada trabajamos la masa nuevamente y con la ayuda de un rodillo la extendemos hasta que tenga unos 7-8 mm. de espesor. Espolvoreamos el molde con harina de trigo y presionamos fuertemente sobre la masa para que todas las figuras se marquen bien. Podemos hacerlo a la vez en toda la masa o tras cortarla en porciones que equivalgan a cada galleta.

5. Colocamos las galletas sobre una bandeja con papel antiadherente y las dejamos reposar 24 horas en un lugar fresco para que la superficie quede seca. De esta manera, el estampado se fija bien y no se pierde durante el horneado. Al día siguiente notaremos que las galletas han adquirido un color amarillo pálido tirando a blanco.

6. Antes de hornear las galletas, les eliminamos los restos de harina y las horneamos durante 15 minutos en horno precalentado a 175 grados. Las galletas casi doblarán su tamaño y se les formará una base color dorado, mientras que la superficie mantendrá un tono más pálido. Una vez fuera del horno, dejamos enfriar las springerle sobre una rejilla.

Nota: Estas galletas recién horneadas son muy duras. Por ello, es conveniente dejar las galletas el tiempo suficiente como para que la humedad del ambiente las ablande.

moldes

Imagen: Kokocooks

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *