Strawberry cobbler o cobbler de fresas ¿Sabes de algo más sencillo y que quede mejor?


No hay nada más sencillo que un cobbler. Es un postre que hago muy a menudo cuando no tengo tiempo de pensar o no tengo tiempo de nada y tengo gente a quien agasajar. El tradicional es el peach cobbler, que en cada sitio lo hacen de una manera diferente, pero tan fácil como esta receta que me enseñaron a mi cuando vivía en EE.UU. no hay ninguna. Se hace en un periquete y está buenísimo. No lleva huevo y queda súper jugoso. En este caso ponemos fresas ya que estamos en plena temporada, pero lo puedes hacer tradiconal y poner melocotón y fresas, arándanos, moras… El melocotón aunque sea en almíbar. La masa subirá por encima de la fruta y quedará genial. Si te animas a hacerlo comparte la experiencia con nosotros. Si no tienes un vaso medidor o “measuring cup” de las americanas (que venden en cualquier bazar o súper), usa un vaso de los de agua como medida.
Ingredientes: 1 taza (1 taza= 1 cup) de harina, 1 taza de azúcar (yo pongo como 3/4 y queda bien), 1 taza de leche, 200 g de fresas, 1 cucharadita de levadura, 1 pellizco de sal, 1 cucharadita de 4 especias (canela, clavo, nuez moscada y jengibre en polvo), 100 g de mantequilla, helado de vainilla, nata montada, o natillas para acompañar.

Preparación: encendemos el horno a 180 º C. En el recipiente donde vayamos a hacer el cobbler, pornemos la mantequilla y lo metemos en el horno para que se vaya derritiendo. Mientras, mezclamos la harina, el azúcar, la levadura la sal, y las especias. Añadimos la leche y batimos con varillas o con batidora. Ha de quedarnos una cremita ligera y homogénea. Lavamos las fresas, les quitamos las hojas y las partimos por la mitad.

Vertemos la masa sobre la mantequilla que ya se habrá derretido. La mantequilla flotará por la masa y esa es la idea. Disponemos las fresas (y melocotón fresco o en almíbar si queremos hacer el clásico) repartidas por la masa y horneamos durante unos 30 minutos o hasta que al insertar algo punzante tipo palillo en el centro, este salga limpio. Servimos caliente con una bola de helado de vainilla, nata, o natillas (frías o calientes). Ya me diréis.

Imagen: Bo’s Bowl

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *