Strudel de manzana, crujiente por fuera…

Continuando con recetas internacionales de pasteles, vamos a irnos a Alemania para disfrutar de un delicioso Strudel de manzana. El Strudel (remolino en alemán) es una tipo de pasta fina y hojaldrada que se rellena de fruta y frutos secos y que se hornea para obtener un pastel crujiente y dorado por fuera, pero con un relleno tierno y meloso por dentro, consiguiendo una mexcla de texturas en un mismo bocado que hacen al Strudel irresistible.

El Strudel normalmente se elabora con manzana u otra fruta de semejante textura como la pera. En forma de rollo, se suele puede tomar frío o caliente, y se suele servir con azúcar glass y un poco de nata montada.

Ingredientes para la pasta strudel: 350gr de harina, 60 de mantequilla, 1 huevo entero, 1 yema de huevo, agua y sal

Ingredientes para el relleno: 150 gramos de azúcar, 200 gramos de manzana, 2 cucharadas de canela, 40 gramos de pasas, 25 gramos de piñones, 30 gramos de mantequilla, pan rallado, almendras picadas y un huevo batido.

Preparación:

Empezamos haciendo la masa mezclando todos los ingredientes. Una vez obtenida una masa, la extendemos con el rodillo como si de una pizza se tratara espolvoreando la superficie con harina para que no se pegue. Cuando este bien hecha, hacemos una bola y la dejamos reposar durante 45 minutos. Pasado este tiempo, ponemos un trapo húmedo sobre la encimera y lo espolvoreamos con harina. Con ayuda del rodillo volvemos a extender toda la pasta finamente y la espolvoreamos con pan rallado para que chupe los jugos de cocción de la fruta y no se humedezca demasiado el pastel.

Para el relleno, ponemos las pasas en remojo. Mezclamos las manzanas peladas y cortadas en láminas, con el azúcar, la canela, las pasas escurridas y los piñones. Disponemos el relleno sobre un lado de la masa, derretimos la mantequilla y regamos con ella la manzana. Enrollamos la masa para obtener una forma más o menos cilíndrica y la sellamos con el huevo batido. Pintamos el strudel con huevo, espolvoreamos unas almendras picadas y un poco de azúcar e introducimos en el horno precalentado a 180 grados. Dejamos hornear hasta que el strudel esté dorado y crujiente, unos 30-40 minutos.

Imagen: Baltimoresun

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *