Cómo sustituir el huevo por semillas de lino

Cada vez más gente sufre alergias e intolerancias alimentarias, así que hoy voy a compartir con vosotros un truco para sustituir el huevo por semillas de lino.

Lo único que necesitamos son semilla de lino y un poco de agua. Da igual que sean semillas de lino dorado o marrón, las dos funcionan igual de bien.

Otra opción es adquirir las semillas de lino ya molidas pero son más caras y se estropean antes porque se ponen rancias, así que no te lo recomiendo.

Este truco lo podrás usar en aquellas recetas en las que el huevo sea activo en la estructura, es decir, que sea el encargado de unir al resto de ingredientes.

Por eso podrás usarlo, sobre todo, para preparar recetas dulces como bizcochos, muffins y magdalenas, tortitas, crêpes, barritas energéticas, galletas y también en batidos.

También en aquellas recetas saladas como hamburguesas, albóndigas o tortitas con vegetales en las que el huevo también juega ese papel de amalgamar.

El secreto de las semillas de lino está en su cáscara que posee una sustancia mucilaginosa. Al triturar las semillas y romper la cáscara esta sustancia se libera y al mezclarla con agua forma un gel viscoso que es perfecto para nuestras recetas.

Además las semillas de lino dan una mezcla de color amarillo o dorado como a huevo batido. Esto hace que ambas masas, con y sin huevo, se parezcan mucho.

Este truco de cómo sustituir el huevos por semillas de lino es muy práctico y en casa lo uso mucho. Sin embargo no sirve para todo. Así que no tratéis de hacer huevos fritos ni merengues porque no salen ya que no tienen la misma estructura.

Por cierto, también podéis hacerlo con semillas de chía que también forman una estructura viscosa pero son más caras y el aspecto no es lo mismo ya que es más oscuro.

Cómo sustituir el huevo por semillas de lino
Con este truco podrás preparar bizcochos, magdalenas y tortitas sin huevo.
Autor:
Tipo de receta: Masas
Tiempo de preparación: 
Tiempo de cocinado: 
Tiempo total: 
Ingredientes
  • Semillas de lino
  • Agua caliente
Preparación
  1. Ponemos las semillas de lino en el molinillo y las trituramos hasta convertirlas en polvo. Verás que el peso sigue siendo el mismo, sin embargo el volumen habrá aumentado el doble o más.
  2. Mezclamos las semillas de lino molidas con el agua, removemos bien y dejamos reposar durante 15 minutos. Pasado el tiempo la mezcla se habrá vuelto espesa y ya estará lista para usar.
Equivalencias
  1. 1 huevo: 1 cucharada rasa (tamaño sopa) de semillas de lino y 50 g de agua caliente.
  2. 2 huevos: 2 cucharadas rasas (tamaño sopa) de semillas de lino y 100 g de agua caliente.
  3. 3 huevos: 3 cucharadas rasas (tamaño sopa) de semillas de lino y 150 g de agua caliente.

 

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Valora esta receta: