Sweetpotato Pie: Tarta de batata de Acción de Gracias

Ingredientes

  • 600 g batatas (boniatos)
  • 115 g de mantequilla en pomada
  • 2 huevos
  • 220 g de azúcar moreno
  • una pizca de sal
  • 1 punta de cucharilla de jengibre en polvo
  • 1 punta de cucharilla de clavos molidos
  • 1/2 cucharadita de nuez moscada rallada
  • 1 cucharadita de canela en polvo
  • (o bien una cucharadita y media colmada de 4 especias)
  • 120 ml de leche evaporada
  • 50 g de azúcar blanco
  • Un base de masa sablé
  • Nata montada para servir

Hoy Jueves 22 es Acción de Gracias o Thanksgiving para los Norteamericanos que se celebra el 4º Jueves de Noviembre. Es una fiesta entrañable en la que toda la familia suele juntarse de manera similar a como lo hacemos nosotros para Nochebuena o Nochevieja. En su cena no puede faltar el pavo, con el gravy (esa salsa donde se concentran todos los jugos) amén de otras recetas tradicionales. Entre los postres más comunes se encuentran la tarta de batata o “sweet potato pie”, aunque muchos optan también por la tarta de calabaza o de manzana. Va por ellos esta receta que nosotros bien podemos hacer para nuestras cenas de Navidad. Happy Thanksgiving everyone!

Preparación

Precalentamos el horno a 200º C. Forramos un molde redondo con la masa quebrada y amoldamos bien para que no queden huecos. Ponemos papel vegelal sobre la masa y colocamos unos garbanzos encima u otro peso para que no suba y horneamos durante 15 minutos. Después, quitamos el peso y el papel cocinamos sin nada metemos de nuevo 5-6 minutos más hasta que se dore. Reservamos la base de masa.

Por otro lado, hervimos las batatas durante unos 20 minutos o hasta que ablanden (también podemos optar por hacerlas al horno). Las pelamos y las machacamos (necesitamos unos 500 g de puré). En un cuenco amplio, mezclamos el puré de batata, las yemas de los huevos, la mantequilla en pomada (blanda), el azúcar moreno, la sal, las especias y la leche evaporada. Mezclamos todo bien con ayuda de la batidora hasta obtener una crema homogénea.

Por otro lado, batimos las claras a punto de nieve, añadiendo el azúcar blanco; lo incorporamos a la crema de batata con movimientos envolventes con ayuda de una espátula. Vertemos el resultado sobre la base de masa quebrada y horneamos durante 10 minutos a 200º C y después bajamos la temperatura a 175º C y seguimos cociendo a 175º C durante 30 minutos más o hasta que esté firme. Si vemos que en el trancurso los filos de masa quebrada empiezan a dorarse demasiado, cubrimos la tarta con papel de aluminio. Servir fría con un poco de nata montada.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *