Tarta a los tres chocolates

Hace una semana pudimos probar esta estupenda tarta a los tres chocolates y no nos podíamos quedar con las ganas de compartir con todos vosotros como quedó la tarta y por supuesto la receta.

Necesitamos:
1 paquete de galletas tostadas
150 gramos de mantequilla que fundiremos en el microondas
250 gr de chocolate negro
250 gr de chocolate con leche
250 gr de chocolate blanco
1 litro de nata liquida
Tres cuartos de leche
3 sobres de cuajada
75 gramos de azúcar

¿Cómo la preparamos?

Trituramos las galletas con la mantequilla con ayuda de la batidora hasta que queden hechas polvo, añadimos toda la mezcla en un bol y añadimos un chorrito de leche. Unimos toda la mezcla y la ponemos en la base del molde que vamos a utilizar para nuestra tarta. Es mejor que dejemos reposar la masa en el frigorífico durante 20 minutos para que quede dura.

Ahora continuamos con cada una de las tres cremas de chocolate. Empezamos por la de chocolate negro. Mezclamos toda la nata con medio litro de leche en un bol y lo separamos todo en 6 partes. Dos para cada crema.

Empezamos a hacer nuestra crema de chocolate negro poniendo a fuego lento el chocolate negro y 50 gramos de azúcar hasta que hierva. Mientras, disolvemos el sobre de cuajada y lo mezclamos con el chocolate negro, siempre ayudándonos de una varilla y sin parar de remover para que la mezcla no se nos pegue.
Una vez hecha la primera mezcla de chocolate negro, la vertemos en el molde.
Dejamos que se enfríe pero no en el frigorífico, y mientras preparamos la segunda capa, de la misma forma que la anterior pero con el chocolate mezclado en leche y esta vez usaremos 25 gramos de azúcar.

Para comprobar que antes de echar la segunda capa de chocolate, la primera se ha enfriado, rasgamos con un tenedor, si las marcas del tenedor se reflejan en el chocolate, significará que la capa ya está fría y podemos añadirle la segunda. Volvemos a hacer el mismo paso que la primera vez, dejamos que se enfríe y mientras elaboramos la capa de chocolate blanco, esta vez sin nada de azúcar y dejamos reposar toda la tarta hasta que ésta se enfríe y cuaje, como durante 30 minutos. Una vez pasado ese tiempo, metemos la tarta en el frigorífico durante tres horas para poder desmoldarla.

Para decorarla queda bien cualquier adorno de chocolate, o espolvorear cacao con alguna plantilla.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *