Tarta blanco y negro (chocolate y queso)

Ingredientes

  • 1 paquete de galletas
  • 80 gr. de mantequilla
  • 2 tarrinas de queso marscapone
  • 100 gr. de azúcar
  • 1 yogur griego
  • 400 ml. de nata para montar
  • 2 sobres de gelatina neutra en polvo
  • 200 gr. de chocolate blanco
  • 200 gr. de chocolate con leche

Ya probamos en su día una merienda a base de chocolate con mascarpone. Hicimos una tarta en la que ambos ingredientes se fundían. Esta vez los probaremos en un pastel refrigerado, que no necesita horno, y en el que apreciamos el queso y el chocolate por separado gracias a de una curiosa fusión de ambas cremas para conseguir un aspecto de mármol.

Preparación

1. Molemos las galletas y las mezclamos con la mantequilla fundida hasta obtener una masa compacta. La distribuimos sobre la base de un molde desmontable para tartas.

2. Fundimos los chocolates por separado en el microondas unos pocos segundos o al baño María.

3. Batimos el mascarpone con el azúcar.

4. Disolvemos la gelatina en agua caliente siguiendo las instrucciones del paquete.

5. Montamos la nata bien fría y la mezclamos con el yogur y la crema de mascarpone. Añadimos esta crema a la gelatina templada y removemos.

6. Dividimos este preparado en dos partes iguales y ligamos cada una con un tipo de chocolate fundido.

7. Echamos ambas cremas, una sobre otra cuidadosamente, en el molde con la base de galleta y mezclamos delicadamente con un tenedor o cuchillo las cremas para que queden con aspecto de mármol.

8. Refrigeramos la tarta unas 4-5 horas.