Tarta de lima, refréscate el paladar

Un postre o una merienda típica de los Estados Unidos que te refresca el paladar gracias al ácido sabor y el aroma refrescante de la lima. La tarta se compone de una base crocante, una crema suave y fresca y una decoración para la que puedes aprovechar el vivo verde de la piel de la lima.

Ingredientes: 500 gr. de leche condensada, 5 limas, 500 ml. de nata para montar, 4 cucharadas de azúcar, 7 hojas de gelatina, 24 galletas, 50 gr. de mantequilla, cacahuetes picados

Preparación: Primeramente forramos con papel film un molde desmontable. Para hacer la base de la tarta mezclamos las galletas trituradas junto con la mantequilla derretida y hacemos una masa. Mezclamos también con el crocanti de cacahuete y forramos las paredes y la base del molde.

Rallamos la piel de las limas y exprimimos el zumo de dos de ellas. Mezclamos el zumo con la piel y lo incorporamos a la leche condensada. Removemos bien. Calentamos un poco de esta mezcla y disolvemos en ella las hojas de gelatina ablandadas en agua fría y escurridas. Ahora montamos la nata bien fría con el azúcar y la ligamos bien con la leche condensada. Echamos esta crema sobre la base de tarta y dejamos cuajar en el frigo unas 4 horas.

Imagen: Nyu

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

2 comentarios

  1.   helena lopez martin dijo

    pero si calientas la crema, luego para echar la nata montada la enfrias o con la crema caliente??

    1.    Alberto Rubio dijo

      Helena, como sólo calentamos una pequeña parte de la crema, al ligarla con la otra parte ya fría podemos echarle la nata sin problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *