Tarta de queso rosa y no es colorante ¿adivinas el secreto?

Ingredientes

  • Para el puré:
  • 250 g de frambuesas
  • 2 cucharaditas de azúcar
  • 1 cucharadita de zumo de limón
  • Para la base:
  • Mantequilla, para engrasar
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 pellizco de canela en polvo
  • 9 galletas María o Digestivas
  • 60 g de mantequilla sin sal, derretida
  • Para el relleno:
  • 450 g de queso de untar a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • 225 g de azúcar
  • 250 g de moras
  • El puré de frambuesas ya preparado

Una receta más de tarta de queso, pero con un relleno sorprendente, pues a la crema de queso le ponemos un puré de frambuesas riquísmo y que le dará un color rosa genial. Después cortamos en rectángulos para hacer unos vistosos pastelitos individuales con el bonito color que le aportan los frutos del bosque (además lleva moras). Toda una explosión de sabor y color. ¿Por qué no cortar la tarta en forma de corazones? Tan poco hay por qué esperar a San Valentín…

Preparación:

1) Hacemos el puré:

Pon todos los ingredientes del puré en una sartén o cazo a fuego medio-bajo y remueve ocasionalmente (unos 10 minutos); el resultado ha de ser como una mermela o sirope. Aparta, deja templar y pasa por un colador.

2) Para la base:

Precalienta el horno a 160º C. Engrasa el fondo de un molde rectangular reflactario con mantequilla. A continuación, fórralo con papel vegetal, que sobre por arriba de los bordes(para poder tirar de ellos después) y presionando en las esquinas. Con un robot de cocina, molemos el azúcar, la canela y galletas hasta que tenga la consistencia de migas de pan. Añadir la mantequilla derretida y poner de nuevo la máquina en funcionamiento hasta que todo quede incorporado. Vierte en el molde esta mezcla y cubre toda la base, presinando con el dorso de una cuchara o similar. Hornea durante unos 12 minutos, o hasta que esté firme.

3) Para el relleno:

Mezcla el queso de untar, los huevos, el puré de frambuesa y azúcar en vaso del robot de cocina. Mezcla hasta que estén bien incorporados. Debe tener una consistencia suave. Vierte esta masa sobre la base de galletas ya cocida esparce por encima las moras. Se hundirán ligeramente, pero nos interesa que solo lleguen hasta la mitad por el resultado visual final.

Introducela en el horno y cuece durante 35-45 minutos, o hasta que el centro casi esté firme (se terminará de hacer fuera). Retirar del horno y dejar enfriar completamente antes de refrigerar al menos durante 3 horas. Una vez firme, retira del molde tirando del papel y cortar en trozos rectangulares. Si tienes un cortapastas en forma de corazón puedes cortar la tarta de esa guisa.

Imágenes y adaptación: epicureanmom

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *