Tarta de queso y dulce de leche casero

Ingredientes

  • Mantequilla
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 1 pellizco de canela en polvo
  • 9 galletas María o Digestivas
  • 60 g de mantequilla sin sal, derretida
  • 450 g de queso de untar a temperatura ambiente
  • 2 huevos
  • 2 limones, exprimidos y la piel rallada
  • 225 g de azúcar
  • 1 lata pequeña de leche condensada (350 g)

Si te gusta la  tarta de queso, prueba esta con dulce de leche casero ¡es genial! Esta receta también la puedes acomapañar con tu acabado tradicional de mermelada de frutos rojos o albaricoque, pero si eres goloso te va a encantar con este topping. Añade unas rodajitas de plátano o unas nueces picadas si te apetece.

Preparación:

Para hacer el dulce de leche, ponemos  el bote de leche condensada a cocer. Si utilizamos olla rápida, cubriremos el bote con agua y la coceremos durante 30 minutos. Si es una olla exprés normal necesitará 90 minutos. En olla tradicional deberemos cocer durante 2 horas (la lata en cualquier caso siempre ha de estar cubierta de agua). Retiramos el bote del agua transcurrido el tiempo y lo dejamos enfriar antes de abrirlo.

Para la base: precalienta el horno a 160º C. Engrasa el fondo de un molde rectangular reflactario con mantequilla. A continuación, fórralo con papel vegetal, que sobre por arriba de los bordes(para poder tirar de ellos después) y presionando en las esquinas. Con un robot de cocina, molemos el azúcar, la canela y galletas hasta que tenga la consistencia de migas de pan. Añadir la mantequilla derretida y poner de nuevo la máquina en funcionamiento hasta que todo quede incorporado. Vierte en el molde esta mezcla y cubre toda la base, presionando con el dorso de una cuchara o similar. Hornea durante unos 12 minutos, o hasta que esté firme.

Para el relleno:

Mezcla el queso de untar, los huevos, la ralladura y el zumo de limón y azúcar en vaso del robot de cocina o batidora. Mezcla hasta que estén bien incorporados. Debe tener una consistencia suave. Vierte esta masa sobre la base de galletas ya cocida.

Introducela en el horno y cuece durante 35-45 minutos, o hasta que el centro casi esté firme (se terminará de hacer fuera). Retirar del horno y dejar enfriar completamente antes de refrigerar al menos durante 3 horas. Una vez firme, vierte el contenido de la lata ya convertido en dulce de leche y a disfrutar…

Imagen: rockrecipes

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *