Tarta de Santiago, una santa merienda

Originaria de Santiago de Compostela, esta tarta ha conseguido el valor de Indicación Geográfica Protegida gracias a su difusión en las pastelerías de las poblaciones por las que pasa el Camino de Santiago y a la protección tanto en los ingredientes como en las técnicas para su elaboración. La tarta de Santiago gusta tanto por su sabor a repostería tradicional (sus principales ingredientes son la harina de almendras, el azúcar y los huevos) como por su textura abizcochada y untuosa y por su característica decoración, la cruz de Santiago, hecha a base de azúcar glass mediante una plantilla.

Ingredientes: 250 gr. de almendra molida cruda, 250 gr. de azúcar blanca, 5 huevos, la ralladura de medio limón, media cucharadita de canela, azúcar glass para decorar, una plantilla con la cruz de Santiago adaptable a la medida del diámetro del pastel

Preparación: Primeramente mezclamos el azúcar, la harina de almendras, la canela y la ralladura de limón. A continuación, añadimos los huevos uno a uno y continúa mezclando hasta conseguir una masa homogénea.

Echamos la masa en un molde redondo desmontable cubierto de mantequilla y harina o con papel de horno.

Cocinamos la tarta en el horno precalentado a 175 grados durante 50 minutos. Nos debe quedar la superficie doradita y la masa casi seca, como un bizcocho.

Después, la dejamos enfriar fuera del horno antes de desmoldarla. Es el momento de colocar sobre la tarta la plantilla de la cruz de Santiago y espolvoreamos con azúcar glas por encima del hueco con ayuda de un colador para que nos quede un dibujo perfecto.

Imagen: Fripan

Receta original: BOE

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *