Tarta fría de uvas, ligera y fresca

Con unas buenas uvas podemos hacer algo más que comerlas una a una directamente del racimo. El ejemplo, este semifrío con uvas, refrescante y suave, ideal para cerrar un buen menú o para merendar en las fechas calurosas que nos esperan.

Ingredientes: 150 g. de uvas, 200 g. de bizcocho de pasas, 90 g. de mantequilla, 500 g. de queso blanco para untar, 3 cucharadas de mermelada de uvas (o uvas peladas y picaditas), 200 g de chocolate blanco, 1 vaso de leche, 30 g. de azúcar, 1 sobre de cuajada, zumo de uva, gelatina en polvo

Preparación: Migamos bien el bizcocho con los dedos y lo mezclamos con la mantequilla. Extendemos esta masa sobre la base de un molde desmontable y reservamos en el frigorífico.

A continuación derretimos el chocolate con un poco de leche caliente y mezclamos con el resto de la leche y la cuajada. Añadimos el queso y el azúcar y batimos bien. Ponemos esta crema en un cazo a fuego lento sin dejar de remover hasta que empiece a hervir. Entonces, retiramos y reservamos. Cuando esté templado, añadimos la mermelada, removemos y echamos sobre la base de galletas del molde. Metemos en el frigo.

Cuando pasen un par de horas, cortamos las uvas en rodajitas. También ponemos a calentar un poco zumo de uva. Disolvemos en el zumo una cucharadita de polvo de gelatina (cantidades proporcionales a las instrucciones del sobre). Si la tarta está casi cuajada, distribuimos sobre ella las uvas y bañamos con el zumo con gelatina. Volvemos a meter en el frigorífico hasta que cuaje bien el pastel.

Imagen: Diezminutos

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *