Tarta tatín de albaricoques

Ingredientes

  • 12 albaricoques
  • 1 hoja de masa quebrada
  • 100 gr. de azúcar
  • 10 gr. de azúcar avainillado

Sabemos ya que la tarta “Tatin” es ésa que se hace al revés. Lo primero que colocamos en el molde es la fruta y después se pone la masa encima, de modo que una vez que le demos la vuelta quede todo en su sitio. Se suele hacer con manzanas, pero siempre podemos recurrir a otras frutas de temporada como las del verano: ciruelas, higos, melocotones o albaricoques. La tomemos caliente o fría, siempre queda bien con una bola de helado de vainilla o nata.

Preparación:

1. Elaboramos un caramelo con el azúcar de la siguiente manera. Vertemos el azúcar en una sartén antiadherente con dos cucharadas de agua, calentamos y dejamos que vaya hirviendo a fuego lento hasta que se vuelva dorado. Nunca dejaremos de remover. Vertemos directamente en el fondo del molde de la tarta.

2. Lavamos y partimos los albaricoques por la mitad, les extraemos los huesos y repartir las mitades en el molde, encima del caramelo, teniendo en cuenta que la parte del hueso mire hacia arriba.

3. Disponemos la masa encima, doblando los bordes hacia el interior del molde. Horneamos la tarta a unos 200 grados unos 25 o 30 minutos hasta que los albaricoques hayan soltado bastante jugo y la masa esté crujiente y doradita.

4. Sacamos del horno y dejamos que se enfríe un poquito. Le damos la vuelta a la tarta como si fuese una tortilla y servimos en porciones.

Receta inspirada en la imagen de Bonnersprings

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *