Tartaleta rústica de melocotón y fresas o frambuesas (o ambas)

Ingredientes

  • 1 lámina de masa quebrada (si es congelada, sácala 1/2 hora antes)
  • Para el relleno
  • 3 melocotones amarillos maduros (o en almíbar, escurridos)
  • 1/4 taza de azúcar
  • 2 cucharadas de maizena
  • 1 pellizco de sal
  • 1 cajita de frambuesas o fresas (250 g)

Imagen y adaptación: butterbaking

Una tartaleta de fruta de esas que se hacen en un periqute con una lámina de masa quebrada congelada. Lo ideal es usar melocotones o nectarinas frescos pero con unos en almíbar escurridos queda genial. Pon frambuesas o fresas o una mezcla de éstas o frutas del bosque. ¿Con qué podemos acompañar esta tartaleta?

Preparación:

1. Precalienta el horno a 180ºC. En una superficie ligeramente enharinada, extiende la masa hasta que tenga unos 5 mm de espesor. Colócala en la bandeja de horno forrada con papel vegetal.

2. Para el relleno, pelar y cortar finamente los melocotones (si son en conserva, escurrilos y laminarlos); en un cuenco mediano los mezclamos con el azúcar, la maizena y la sal. Añadimos las frambuesas o las fresas (cortadas en cuartos) y mezclamos con mucho cuidado. Ponga a un lado.

3. Reparte la mezcla de melocotón en por el centro de la masa con cuidado para no aplastar las frambuesas/fresas, dejando un 4 cm desde hasta los bordes. Dobla los bordes hacia dentro (tampoco hay que esmerarse, pero aseguráte de que estén sellados).

4. Hornea durante unos 35 minutos, hasta que la tarta esté dorada. Puedes espolovorear con un poco de azúcar glas. Salen 6 porciones.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *