¿Sabes cuál es la temperatura ideal de tu frigorífico?

El frigorífico es un electrodoméstico imprescindible en nuestros hogares, pero muchas veces se nos olvida cuál es su utilidad real. El frigorífico no es un armario donde guardamos la comida, es un electrodoméstico que nos permite conservar mejor determinados alimentos, ya que gracias a las bajas temperaturas hacemos que el desarrollo de microorganismos se retrase, evitando que la fermentación aparezca.

Aunque parece obvio, muchas veces no lo es. ¿Alguna vez has metido en el frigorífico alimentos que no lo necesitan? Por ejemplo el pan de molde, las latas o el arroz…

Para garantizar al máximo la vida útil de un alimento en el frigorífico, es esencial saber qué alimentos se pueden congelar y cómo hacerlo.

¿Cómo debemos conservar los alimentos en el frigorífico?

  • Carnes y pescados. Son los alimentos más perecederos, por lo que lo esencial es que para refrigerarlos, los metas en la parte más baja del frigorífico, cuya temperatura es unos 2ºC, justo encima de los cajones de verduras. Así además si gotean, no contaminarán a otros alimentos. La carne picada, por ejemplo, no debe estar más de un día; el pollo, el pescado y la ternera máximo 2 días y cocinados unos 3 días. Los embutidos y alimentos que están cocinados, han de ir a la parte central del frigorífico, ya que no necesitan tanto frío. A la hora de congelarlos, trata de guardar los alimentos lo más secos posibles, y en un envase adecuado como film, tuppers, papel de aluminio, o bolsas para congelar.
  • Frutas y verduras. Para conservarlas mejor refrigeradas y que no se deterioren, guárdalas en los cajones que están destinadas a ellas. Hay frutas y verduras como las patatas, las cebollas o el ajo que no hay que meterlas nunca en el frigorífico, o alimentos como los tomates, las berenjenas y los calabacines, que empeoran su sabor. Procura dejar siempre fuera los plátanos, los melones, los aguacates, los kiwis, las manzanas y las peras. Si quieres congelar la fruta, elimina el agua sobrante, para que no se forme escarcha, y trocéalas.
  • Los lácteos y los huevos. Mantenlos siempre refrigerados en la parte central del frigorífico o en la puerta, ya que no necesitan tanto frío. Si deseas congelarlos, guarda por ejemplo la leche en un recipiente grande, y los huevos, congélalos sin cáscara.

Y es que cuando nos ponemos a cocinar, tenemos que tener en cuenta que los ingredientes que utilicemos estén frescos y sabrosos. Además, de tener la textura perfecta antes de ser preparados, por eso la cocina empieza siempre en nuestro frigorífico y en la forma en que conservamos los alimentos dentro de ella.

Hay frigoríficos que nos echan un cable como el RB8000 y el RB7000 de la nueva gama de Samsung Chef Collection,, son un nuevo concepto de electrodoméstico que tiene en cuenta esta premisa: La de conservar los alimentos para dejarlos en su punto óptimo. ¿Sabías que la temperatura dentro de un frigorífico convencional fluctúa una media de 2ºC arriba o abajo? ¿Y sabías que de ello puede depender el éxito o el fracaso de la elaboración de un plato? Por eso, lo ideal es que los frigoríficos tengan una fluctuación no supere los 0’5-1ºC, y otra cosa super importante, que no se mezclen los olores.

Estos nuevos frigoríficos Samsung chef Collection cuentan con una sofisticada tecnología de diseño llamada SpaceMax que disminuye el grosor de las paredes aumentando,su capacidad de almacenamiento hasta en hasta 401 litros netos de capacidad más, que en los frigoríficos convencionales.

Y recuerda siempre que sea como sea tu frigorífico, no tiene que estar nunca demasiado lleno, ya que si no hay espacio entre los alimentos, el aire no circula bien, y la temperatura del mismo se puede ver afectada, sin embargo, el congelador es conveniente que esté lo más lleno posible, porque solo de esta forma, necesitará menos energía para funcionar, y el frío será mayor.

Y recuerda siempre, el objetivo de un buen frigorífico es mimar los alimentos y guardar todas sus propiedades para que las recetas estén mucho más sabrosas.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *