Tiramisú casero para San Valentín

Ingredientes

  • Para 8 personas
  • 200 gr Bizcochos de huevo
  • 500 gr de queso Mascarpone italiano
  • 6 huevos
  • 150 gr de azúcar
  • 150 ml de café
  • 100 gr de cacao puro en polvo y sin azúcar
  • 1 pizca de sal
  • 2 cucharadas de licor Amaretto

Originario de Italia, este postre es casi un imprescindible en las cartas de los restaurantes de cocina italiana. Y… ¿Por qué no hacerlo como protagonista en nuestra cena de San Valentín?

Preparación

Hacemos el café solo para tener más o menos 3/4 de vaso, y lo dejamos enfriar. Le añadimos un par de cucharadas de licor de Amaretto al café y lo dejamos enfriar.

Separamos las yemas de las claras, y éstas las reservamos en la nevera en un bol grande, para luego montarlas. Al dejar las claras frías, se montarán más fácilmente.

En un bol ponemos el azúcar sobre las yemas y vamos batiendo suavemente hasta que todo se incorpore bien. Agregamos el queso Mascarpone y mezclamos bien con las varillas hasta que nos quede una textura cremosa, y sin grumos.

Preparamos un recipiente rectangular y colocamos de manera uniforme una capa de bizcochos. Los mojamos con cafá pero sin empaparlos demasiado, ya que será la base de nuestro tiramisú y la que le dará la consistencia.

En un bol montamos las claras con la ayuda de unas varillas, hasta que veamos que están esponjosas. Si queremos que queden un poco más firmes, le ponemos una pizca de sal. No las montamos del todo, solo hasta que veamos que están esponjosas.

Con la ayuda de una espátula y con movimientos envolventes, mezclamos bien para que queden integradas. Vertemos y vamos extendiendo más o menos la mitad de la crema sobre la primera capa de bizcochos, hasta que queden bien cubiertos.

Ponemos una segunda capa de bizcochos y los empapamos bien con café, para que estén esponjosos. Vamos repartiendo la segunda capa con el resto de la mezcla.

Finalmente solo nos queda espolvorear el cacao con la ayuda de un colador y alguna plantilla que tengamos en forma de corazón.

Dejamos el tiramisú en el frigorífico unas 12 horas para que coja consistencia. Lo servimos al día siguiente, porque está mucho más rico.

¡Qué aproveche!

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Un comentario

  1.   Ana García dijo

    Las claras esponjosas, se mezclan con la crema realizada de queso, azucar y yemas, ¿eso es lo que se mezcla con la espátula de manera envolvente?
    No queda claro en el texto, no he hecho nunca este postre y me encanta la idea de probarlo… lo haré a ver qué tal sale porque me encanta.

    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *