Tomate casero

Ponemos una cacerola a calentar con un poco de aceite y echamos el kilo de tomates troceados y lo dejamos que se vaya cocinando a fuego lento durante 40 minutos.

Bajamos el fuego y vamos removiendo poco a poco para que no se peguen los tomates en la olla. Cuando notemos que los tomates están blandos (aplastándolos con un tenedor) ponemos el tomate en el baso de una batidora y trituramos.

Añadimos sal y azúcar en función de la acidez del tomate.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *