Tomates verdes fritos

Yo los he probado solos, en ensaladas y como guarnición. De las tres formas los tomates verdes fritos son deliciosos. Deben ser muy verdes, crujientes pero sabrosos. Entre ácidos y dulces, este tipo de tomates se vuelven carnosos y jugosos cuando se fríen un breve tiempo en aceite caliente.

Ingredientes: 4 tomates verdes, aceite de oliva, sal, 2 partes de harina de máiz por 1/2 parte de harina de trigo, 1 huevo, leche entera, sal, pimienta

Comenzamos lavando bien los tomates y los descorazonamos hundiendo la punta del cuchillo y sacando la parte dura del centro. Cortamos los tomates a rodajas verticalmente y los salpimentamos. Ponemos a secar sobre papel absorbente.

Por un lado mezclamos las harinas y por otra batimos bien el huevo con la leche hasta que quede una crema espumosa.

Primero pasamos cada cara de las rodajas de tomate por las harinas y después por el huevo con leche. Freímos en aceite caliente unos 3 minutos por ambos lados y ponemos sobre papel absorbente. Salamos un poco antes de servir.

Imagen: Gastronomiavegana

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *