Tren de sandía, ¡vagón a vagón!

¡Cómo van a disfrutar los niños con este postre este finde de verano! Un montón de fruta para formar un gracioso tren, que está construido con sandía. Lo divertido de este postre es que podemos hacer un tren tan largo como queramos y así los niños podrán ir comiendo cogiendo vagón por vagón, a modo de self-service. Carga bien los vagones de fruta colorida para hacer tu tren mucho más vistoso. ¿A que sirve también como “tarta” de cumpleaños?

Ingredientes: 1 sandía, fruta para cargar los vagones, palillos de madera, la unión de los vagones (regalices, sticks de chocolate…), anises o gominolas

Preparación: Quitamos a la sandía la cáscara y la cortamos en rodajas redondas gruesas. Tendremos que hacer tantos cubos del mismo tamaño para formar los vagones. Otros tantos más delgados para hacer las cargas y uno especial para formar la cabecera del conductor.

Colocamos los vagones y los unimos con los regalices o los sticks de chocolate. Para hacer las ruedas usa alguna fruta picadita o menuda (arándanos, grosellas…) y la pinchas con palillos. También tendremos que formar la chimenea y la luz de la cabecera. Usa un regaliz y una rodaja de fruta, respectivamente.

El material de carga se basa en fruta picada variada y en menudas golosinas coloridas. ¿Te atreves con el suelo y la vía?

Imagen: Mandarinastudio

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *