Truco de cocina: Cómo conservar la yema de huevo más tiempo

Normalmente, cuando utilizamos un huevo para cocinar lo utilizamos entero, pero hay recetas en las que debemos separar la clara del huevo de su yema y utilizar ambas partes por separado, o sólo una de ellas. En esos casos, para no tener que tirar medio huevo y aprovecharlo al completo, debemos conservar la otra mitad en perfecto estado.

Para que la yema del huevo no se estropee, se seque o le salga esa telilla alrededor cuando intentamos conservarla en el frigorífico un tiempo, este sencillo truco conseguirá conservarla durante más tiempo y que puedas aprovecharla posteriormente.

Echa la yema de huevo en un bol o cuenco pequeño, cúbrela con la agua (cuidado al echarla ya que si tiene mucha presión la yema se puede romper), tápala con papel film transparente y métela al frigorífico. Se conservará durante más días en perfecto estado y podrás utilizarla en otras recetas sin desperdiciar nada del huevo.

¡El tirar alimentos se tiene que acabar!

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *