Trucos de cocina: Cómo conseguir que las hierbas no se estropeen

Las hierbas como la hierbabuena, la menta o el perejil, dan un sabor muy especial y característico a los platos. Personalmente me gusta utilizarlas de vez en cuando, pero es cierto, que la mayoría de recetas necesitan pocas cantidades de ellas.

Al final, acaban quedándose olvidadas en la cocina y cuando tienes que volver a utilizarlas, ya se han estropeado. Es una pena desperdiciarlas así y no poder aprovecharlas bien, pero a partir de ahora la cosa va a cambiar con un sencillo truco de cocina.

Para que el perejil, la hierbabuena u otro tipo de hierbas no se estropeen en tu frigorífico por falta de uso, corta las hierbas y mézclalas con un poco de aceite, introduce la mezcla en una bolsa de plástico hermética y métela al congelador. Las hierbas se conservarán en perfecto estado y después podrás utilizarlas en salsas, sopas u otro tipo de recetas.

Un truco infalible y con el que no desperdiciarás los alimentos.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *