Trucos de cocina: Cómo hacer un bizcocho perfecto

El bizcocho es una receta muy sencilla, recurrente y deliciosa para hacer en muchas ocasiones. Pero es cierto, que también nos puede costar más de lo que pensábamos que el bizcocho quede perfecto. A veces salen barrigones, se hunden al sacarlos del horno, se quedan crudos por dentro o se queman un poquito por fuera.

Seguro que os habéis sentido identificados con alguna de ellas, y el problema está más en el horno (hay que pillarle el “truco”, y sobre todo el tiempo, a cada uno) más que en la propia receta. Para evitar alguna de estas opciones y que el bizcocho salga perfecto, hoy te dejamos algunos trucos que te ayudarán a conseguirlo:

Antes de cocer

  • Utiliza un molde adecuado a la cantidad de bizcocho, ni más grande ni más pequeño.
  • Engrasa el molde con aceite o con mantequilla fundida con una brocha.
  • Tamiza la harina para enharinar el molde después de engrasarlo.
  • Todos los ingredientes deben estar a temperatura ambiente antes de utilizarlos.

Mientras cueces

  • No abras el horno antes de que pasen 3/4 del tiempo de cocción.
  • No cocer a más de 180º.
  • Cocer sobre la rejilla en vez de la bandeja de horno, así la base no se quemará.
  • Colocar un poco de papel albal sobre el bizcocho si la parte de arriba se va a quemar.

Después de cocer

  • Déjalo enfriar en un lugar fresco pero sin corrientes de aire.
  • Espera 5 minutos desde que lo sacas del horno para desmoldarlo.
  • Si te ha salido un poco barrigón, ponlo a enfriar boca abajo sobre una rejilla.
  • Si se queda un poco seco, envuélvelo con papel film para que se mantenga húmedo y fresco.

Ahora…¡a por el bizcocho perfecto!

Vía: Sweet Mania

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *