Trucos de cocina: Bacon al horno, con menos grasa

El bacon es uno de los embutidos con más sabor que encanta a los peques, pero tenemos un problema a la hora de prepararlo. Si ya tiene un alto elevado contenido en grasa, si lo preparamos frito, le triplicamos la cantidad de aceites que contiene. Es cierto que queda crujiente, pero añadimos a nuestro organismo una dosis elevada de grasa que no nos viene nada bien.

Para seguir disfrutando de todo el sabor del bacon, y sobre todo mantener ese toque crujiente que tanto nos gusta, hoy lo vamos a preparar de dos maneras con las cuales no tendremos que utilizar nada de aceite, y el bacon aprovechará toda su grasa para cocinarse.

  1. Al microondas. Si lo preparamos en el microondas, lo mejor es ponerlo entre papel de cocina para que así absorva todas las grasas que vaya expulsando. Pongo a máxima potencia y a un tiempo aproximado de unos 5 minutos, todo depende del grosor de las lonchas. Ve comprobando poco a poco si se ha cocinado.
  2. Al horno. Para prepararlo pon un papel de horno sobre la rejilla, para que así toda la grasa se quede en el papel. Bajo la rejilla pon la bandeja de horno, para que la grasa sobrante se quede en la bandeja sin problemas y no caiga al horno. Ponlo a unos 180 grados durante unos 25 minutos. Cuando veas que el bacon queda dorado, retíralo, y verás cómo están tan crujiente o más que como si lo hicieras frito, y con la mitad de grasas.

Puedes conservarlo de ambas formas en un recipiente con tapa hermética en el frigorífico sin problemas durante un par de días. Es perfecto para acompañar a tus ensaladas y purés.

En Recetin: Trucos de cocina: Cómo mantener la comida caliente durante más tiempo

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *