Trucos de cocina: Cómo aprovechar los limones secos

¿Quién no tiene siempre un limón en el frigorífico? Es uno de los alimentos más socorridos que acompaña cualquier salsa, pescado, zumo o postre. Pero ¿no te pasa muchas veces que cuando los vas a utilizar ha pasado mucho tiempo y te lo encuentras seco?

El primer gesto tras ver un limón seco, es tirarlo a la basura, pero ¿Sabías que hay trucos para aprovechar los limones secos? Hoy vamos a enseñarte a sacar el mejor provecho de un limón seco.

Su piel, puede servirnos para aromatizar un plato, hacer un azúcar aromatizado o sal sabor a limón para tus pescados o ensaladas. La piel seca del limón es perfecta porque directamente nos saldrá en polvo y no tendremos que esperar a que se seque porque ya está.

Su piel además nos puede servir para incorporarla a muchos platos, ya que la corteza viene impregnada con todo su aroma y sabor.

Así que no te olvides, que un limón seco puede darte para mucho. Hasta para hacer un buen bizcocho.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *