Trucos de cocina: Cómo cocer patatas y que no te queden duras

¿Cada vez que cueces patatas, nunca encuentras su punto de cocción? Hoy te vamos a dar unos sencillos trucos para que la patata cocida te quede perfecta y por supuesto no esté dura.

  1. Limpia las patatas bajo el agua del grifo. Procura que todas sean pequeñas y del mismo tamaño.
  2. Para evitar que se rompan mientras están cociendo, ponlas a cocer con la piel en una cacerola con agua fría, sal y una cucharada de vinagre.
  3. Para cocer una patata mediana la dejaremos durante unos 30/35 minutos cociendo. Para asegurarnos de que están cocidas, solo tienes que pincharlas con un palillo o con un tenedor, y ver que están blanditas.
  4. Una vez que hemos visto que están blandas, para pelarlas y que queden perfectas, las enfriaremos echándoles agua fría bajo el grifo, las pelaremos y una vez las tengamos las cortamos según como queramos preparar la receta que vayamos a hacer.

Como ves es fácil, solo tienes que prestar atención a estos sencillos consejos. A partir de ahora no hay excusa para hacer unas patatas cocidas perfectas.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *