Trucos de cocina: Cómo cocinar al vapor

La cocina al vapor es una manera rápida, sencilla y sana de preparar alimentos sin que pierdan sus propiedades. Además de ser una opción mucho más ligera, ya que se cocina sin nada de grasa, es perfecta para buscar bien el sabor a cada uno de los alimentos. Lo que prepares al vapor estará riquísimo ya que todo lo que hagas conservará su aroma y su sabor al 100%.

Una de las ventajas es que es un método de cocción super limpio, los alimentos no se pegan, y todo lo que utilizas es muy sencillo de limpiar.

¿Cómo puedo cocinar al vapor?

Lo primero que tienes que hacer es utilizar un recipiente adecuado para cocinar al vapor. Normalmente una olla con un cesto en forma de maya que encaje dentro de la olla, te servirá, aunque hoy en día hay utensilios específicos para hacer cocina al vapor como las cajas de bambú, estuches al vapor, etc. Lo más importante es que el alimento en ningún caso esté en contacto directo con el agua para no empañar su sabor y que no se cueza, sino que se elabore al vapor.

¿Qué tipo de alimentos podemos hacer al vapor?

Podemos hacer casi todo tipo de alimentos. Desde verduras, pescados, carnes, etc.

Lo más importante es que los productos sean frescos, que para que queden jugosos, por ejemplo el pescado lo cocinemos entero o en trozos grandes, que utilicemos hierbas aromáticas para dar y potenciar el sabor de las carnes con unas gotitas de aceite de oliva, que los trozos de verdura que hagas sean todos del mismo tamaño para que se hagan a la vez y sobre todo que si vas a hacer arroz al vapor, no te olvides utilizar una gasa para que los granitos no se cuelen por los agujeros.

¿Cómo calculo el tiempo de cocción

Cada alimento tendrá un tiempo de cocción, aunque en su mayor medida, dependerá del tamaño de este.

  • Para pescados: Si es entero hasta los 400 gr unos 9 minutos, si va en filetes unos 5 minutos, para pescado de hasta un kilo unos 15 minutos, y para pescados como la trucha o el salmón, unos 30 minutos.
  • Para carnes: Recuerda que has de macerarlas con un poco de aceite de oliva y especias, antes de ponerlas al vapor. para el solomillo unos 15 minutos, para una pechuga de pollo unos 25 minutos y para trozos de carne unos 20 minutos.
  • Para verduras y hortalizas: Queremos que queden crujientes, así que no nos pasaremos en su punto te cocción. Para el brócolo, la coliflor o las judías unos 10 minutos, para las alcachofas unos 35 minutos, para patatas pequeñas, unos 10 minutos, zanahorias 10 minutos, guisantes unos 3 minutos, berenjenas y calabacín en rodajas unos 20 minutos, espárragos trigueros 30 minutos, arroz y cuscús unos 30 minutos.

Recuerda que una de las ventajas de cocinar al vapor, es que puedes preparar varios platos a la vez y que el caldo sobrante de la cocción, lo puedes utilizar como base para un caldo.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *