Trucos de cocina: Cómo hacer sal de sabores

¿Quieres dar un sabor diferente a tus platos y no sabes cómo? Hoy vamos a enseñarte a especiar la sal para que puedas hacer sales de diferentes sabores. De esta forma tus platos también serán distintos y la sal les dará un sabor de lo más especial.

El abanico de posibilidades es amplísimo y todo depende de nuestros gustos. Hoy vamos a enseñaros a preparar 10 tipos diferentes de sales de sabores que seguro te encantarán y que podrás añadir en carnes, pescados, sopas, purés, verduras, patés y ensaladas.

Son muy fáciles de preparar, algunas de las que vamos a mostrar necesitan un tiempo para secarse, pero otras solo necesitan reposar en un tarro cerrado para que los aromas se fusionen.

10 sales de sabores que darán un toque diferente a tus platos

Es importante que utilices una sal de calidad como la sal Maldon u otros tipos de sales en flor o en escamas para que la calidad de las sales de sabores sea estupenda.

  1. Sal de perejil: Pon en un recipiente 30 gr de perejil y tritura con la batidora. Añade 100 ml de agua y sigue triturando. Después cuela para extraer el agua del perejil. Pon en un plato la cantidad de sal que quieras aromatizar y mójala con el agua de perejil, añadiendo el agua poco a poco para no pasarte de líquido. Esparce bien la sal y deja que se seque. Mientras se seca, ve moviendo la sal de vez en cuando, y cuando esté completamente seca guárdala en un recipiente para aderezar tus platos.
  2. Sal de Naranja: Es una sal elegante, y con un sabor cítrico que te encantará para usarla en pescados, mariscos y carnes blancas. Pela la piel de una naranja y deja que se seque. Si no has tenido tiempo para prepararla, lo que puedes hacer es rallar la piel de una naranja la noche anterior, y dejar la ralladura extendida para que se seque. Al día siguiente cuando esté seca, rompe la ralladura con los dedos, e incorpora la sal en escamas mezclando bien ambos ingredientes. Guarda en un recipiente para que los aromas se concentren.
  3. Sal de pétalos de rosa y romero: Es una sal perfecta para carnes y mariscos que dará un toque de lo más sutil a los platos. Deja secar unos cuántos pétalos de rosa y unas hojitas de romero. Cuando estén secas rompe con los dedos para que los trocitos sean más pequeños, y mezcla con la sal. Guarda en un recipiente y lista para usar.
  4. Sal de setas:
  5. Esta sal adereza perfectamente con cremas, ensaladas y carnes. Compra una bolsa de setas secas en el supermercado, que ya vienen así. Y tritura las setas con la ayuda de una batidora. Mezcla con la sal y guarda esta sal de hongos en un recipiente para que los sabores se fundan.

  6. Sal de vainilla: Es una sal ideal para platos con foie, langostinos o magret de pato. Y es muy sencilla de preparar. Solamente tienes que impregnar la sal con la esencia de vainilla y dejar que se seque. Una vez está seca guárdala en un recipiente y estará lista para utilizarla.
  7. Sal de vino: Puedes hacer este tipo de sal con cualquier tipo de vino que quieras. Impregna la sal con el vino que hayas escogido y deja reposar hasta que se evapore por completo. Si empapas la sal varias veces, el sabor del vino en la sal será más potente.
  8. Sal de albahaca: Perfecta para una ensalada de tomate con mozzarella, unas patatas asadas o un pescado al vapor. Lava y seca las hojas de albahaca y pon un cazo con 50 gr de agua a cocer. Cuando rompa a hervir quítalo del fuego e incorpora la albahaca y tapa. Deja reposar hasta que se enfríe. Y licúa la albahaca. Extiende en una bandeja la sal y vierte sobre ella el zumo de esa albahaca sin que la sal quede inundada. Ve removiendo hasta que la sal quede seca y guarda en un recipiente para concentrar el aroma.
  9. Sal con guindilla: Utiliza una cucharada de guindilla molida y 3 cucharadas de sal Maldon. Mezcla todo hasta que quede perfecto y guarda en un tarro para utilizarla en tus platos favoritos.
  10. Sal de azafrán: Mezcla en un recipiente el azafrán bien picadito y la sal. Hasta que todo esté bien unido. Guárdalo en un tarro y utilízalo en arroces y sopas. ¡Queda perfecto!
  11. Sal de hierbas: Pon en un recipiente tomillo y romero seco y mezcla con la sal. Quedará perfecta para tus ensaladas y pescados.

¡Qué disfrutes de la sal de sabores!

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

2 comentarios

  1.   Andres Castro dijo

    Que tipo de sal es la mas recomendada

    1.    Mayra Fernández Joglar dijo

      Hola Andrés:

      Depende un poco del procedimiento yo suelo usar un tipo de sal u otra. En aquellas recetas que lleven algo de preparación como triturar o similar uso directamente sal de mesa. Sin embargo, en las que sólo sea mezclar uso sal Maldon, así quedan las escamas de sal aromatizadas y listas para usar.

      Un beso!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *