Trucos de cocina: Cómo mantener la comida caliente durante más tiempo

Hay algunos platos sobre todo en esta época del año que al servirlos, enseguida se enfrían y cuesta mantenerlos calientes. Si esta situación te es familiar, no te preocupes, porque hoy vamos a aprender unos sencillos trucos de cocina que te ayudarán a mantener los platos calientes durante más tiempo, conservando siempre todas sus propiedades y su aspecto. Porque hay ciertos platos como salsas, aperitivos, guisos o sopas que no pueden tomarse fríos.

Antes de comenzar a explicar las diferentes formas que tenemos para conservar este tipo de alimentos a su temperatura, es importante que siempre tengas en cuenta el orden de preparación de algunos tipos de platos para que ésto te suceda cada vez menos.

  • En el caso de platos que vayan al horno o a la plancha con una salsa caliente, es fundamental que las dejemos preparadas sin cubrirlas de la salsa que llevan por encima, para así mantener este tipo de alimentos en una correcta temperatura y con todas sus propiedades, antes de que le pongamos sobre ellos una salsa caliente que a los pocos minutos se quede fría.
  • En el caso de las ensaladas, aunque no se sirven calientes, es fundamental que el momento de aliñarlas sea lo último que hagamos antes de servirlas, ya que así todos sus ingredientes estarán más frescos y apetecibles.
  • En la preparación de carnes y pescados, en todo tipo de preparación (fritos, al horno, guisados o a la plancha), es fundamental que siempre alcancemos la temperatura necesaria para su cocción y que de esta forma desaparezcan todo tipo de bacterias posibles.

¿Qué opciones tenemos para mantener nuestra comida caliente durante más tiempo?

  • Servir en platos calientes: Se trata de una opción de las de toda la vida. Mantén los platos de cerámica, loza o metal dentro de un horno a temperatura templada hasta el momento de servir la cena. Si no vas a encender el horno, también puedes calentarlos durante 50 segundos en el microondas.
  • Mantener la comida en el horno a temperatura templada: Es otra alternativa sencilla, pero no me gusta demasiado porque en algunas ocasiones el plato se termina cocinando demasiado. Esta opción tómala cuando sea algún plato que no se pase de cocción. Mantén el horno a unos 90 grados para que así se mantenga caliente.
  • Al baño maría: Esta es una de las opciones más usadas sobre todo en hoteles y restaurantes. Pon un recipiente grande y hondo de tamaño rectangular lleno de agua muy caliente y sobre él coloca una fuente más pequeña con todos los alimentos que queremos conservar calientes. Mantendrás mucho mejor el calor, si además cubres la superficie con un poco de papel de aluminio.
  • Ollas de cocción lenta: Este tipo de recipientes te ayudarán a conservar caliente una salsa o un guiso. Se gradúan a una temperatura media para que así los ingredientes se conserven en su perfecto estado.
  • Calientaplatos: se trata de un plato que se introduce en el microondas a 750W durante unos 3 minutos, haciendo que pasado este tiempo, el centro del plato esté totalmente caliente con una temperatura que hará que tus alimentos se conserven perfectamente durante una hora aproximadamente. Suelen ser de acero inoxidable, y actualmente además los podemos comprar totalmente eléctricos que se calientan enchufándose a la luz durante unos 5 minutos sin tener la necesidad que calentarlos en el microondas.

Éstas son solo algunos trucos para mantener la comida caliente durante más tiempo, pero seguro que tú tienes tu propio truco. ¿Cuál es?

En Recetin: Trucos de cocina, cómo aromatizar el azúcar

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *