Bizcocho borracho de mandarina y almendras

Este bizcocho es jugoso, mantecoso y muy aromático. Jugoso porque está bañado en un delicioso almíbar de mandarina. Mantecoso porque contiene harina de almendras y una buena proporción de mantequilla. Y aromático porque está perfumado con mandarina y licor de naranjas.

Ingredientes: 250 gr. de mantequilla, 200 gr. de azúcar glass, 6 mandarinas (piel y zumo), 4 huevos, 50 gr. de harina, 2 cucharaditas de levadura en polvo, 250 gr. de semolina (harina de sémola de trigo duro o maíz), 200 gr. de harina de almendras, 1 yogur griego, 275 gr. de azúcar blanca, 1 chorrito de Cointreau, 500 ml. de agua

Preparación: Primeramente hacemos el almíbar diluyendo en una cacerola a fuego lento el agua, el licor, el zumo y la ralladura de 3 de las mandarinas y el azúcar blanca. Dejamos cocer esta mezcla a fuego lento hasta que adquiera consistencia de jarabe ligero.

Para comenzar con el bizcocho montamos con las varillas la mantequilla, el azúcar glass y la ralladura del resto de las mandarinas hasta obtener una crema. Añadimos entonces uno a uno los huevos y mezclamos. Incorporamos poco a poco la harina tamizada junto con la levadura, la semolina y la harina de almendras. Mezclamos bien y agregamos el zumo de las mandarinas y el yogur.

Vertemos esta mezcla en un molde redondo o rectangular engrasado y horneamos a 160 grados durante 1 hora más o menos. El bizcocho debe de estar firme al tacto y seco en su interior.

Fuera del horno, bañamos el bizcocho ya desmoldado sobre una bandeja y aún caliente con la mitad del almíbar, que debe estar tibio. Cuando se enfríe el bizcocho, lo terminamos de emborrachar con el resto del almíbar en frío.

Imagen: Bbcgoodfood

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *