Sardinas rebozadas

La receta de hoy es sencillísima y perfecta para comer pescado azul. Especialmente sencilla además si las sardinas os la preparan en la pescadería y os evitáis tenéis que limpiarlas en casa.

publicidad
esgarraet

Esgarraet

El esgarrat o esgarraet es una ensalada fría cuyos ingredientes principales son el pimiento rojo asado y el bacalao en salazón. Es un plato típico de la Comunidad Valenciana que se suele comer como tapa o aperitivo aliñado con ajo picado y un buen aceite de oliva. También hay quien le pone aceitunas negras.

palitos de salmón rebozado con salsa tártara

Palitos de salmón rebozado con salsa tártara

Estos palitos de salmón rebozado con salsa tártara son una sencilla manera de preparar el salmón. Cortado en tiras sin espinas y sin piel, rebozado y al horno, veréis que todo el mundo se lo come estupendamente. Al pan rallado de rebozar le incorporaremos un par de cucharadas de queso rallado tipo parmesano para  darle un poquito más de sabor.

Merluza adobada

El pescado (en este caso la merluza) no tiene porqué ser aburrido. Presentado así, en bocaditos, sin espinas y bien adobado, es un manjar también para los más pequeños.

berenjenas rellenas de salmon

Berenjenas rellenas de salmón

Me encantan las berenjenas, rebozadas, fritas, a la plancha, al horno, pero especialmente cuando se hacen rellenas porque se pueden combinar con muchos ingredientes. Esta receta de berenjenas rellenas de salmón nos encanta en casa y es una manera muy sencilla de que todos coman verduras y pescado sin ningún problema.

dorada a la espalda al horno

Dorada a la espalda al horno

La dorada a la espalda es una manera muy sencilla de preparar una dorada y con un resultado muy rico. Se puede preparar en una plancha o sartén grande, pero en esta ocasión yo he preparado una dorada a la espalda al horno. De esta manera he aprovechado para preparar una guarnición de verduras al mismo tiempo en el horno.

hojaldre de salmon y mostaza

Hojaldre de salmón y mostaza

Me encanta el salmón, el ahumado especialmente, pero el fresco si está bien cocinado también me gusta mucho. Y bien hecho para mí, no es ni más ni menos que tiene que quedar jugoso, si queda reseco en casa nadie lo quiere. Normalmente lo hago al horno con una salsa muy rica, pero esta última semana decidí meterlo en una masa de hojaldre que tenía por la nevera y el resultado fue buenísimo. De hecho ya lo he tenido que volver a repetir, así que os recomiendo que probéis esta receta de hojaldre de salmón y mostaza.