Bolitas de espinacas y queso

Estas bolitas verdiblancas pueden ser una atractiva guarnición para los niños reacios a comer verduras que aparecen en el plato “explícitamente”, ya que las espinacas se enmascaran en estas albóndigas con queso. No quedarían mal tampoco estas bolas en un surtido de aperitivos fríos para una velada veraniega.

Ingredientes: 400 gr. de espinacas cocidas, 200 gr. de queso blanco para untar, 50 gr. de parmesano rallado, 1 cebolleta, mantequilla, pimienta, sal, parmesano rallado para rebozar

Preparación: En una sartén con mantequilla rehogamos la cebolleta muy bien picadita hasta que quede bien tierna y transparente. A continuación agregamos las espinacas picadas, un poco más de mantequila y salpimentamos. Cuando las espinacas queden suaves y sin jugo, retiramos del fuego.

Cuando se enfríen agregamos el parmesano y el queso. Amasamos bien y dejamos reposar la preparación en la nevera para que quede consistente.

Una vez lista la masa, formamos las bolitas y las rebozamos en el queso rallado al gusto.

Imagen: Gingerandtomato

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *