Calabacines rebozados al horno: crujientes, muy crujientes

Ingredientes

  • 4 calabacines medianos
  • Pan rallado (mejor si es casero) para rebozar
  • 2 claras de huevos
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite virgen extra
  • Parmesano rallado (opcional)

Si los freímos quedarán crujientes, seguro que sí, pero también quedarán estupendos dorados en el horno y aportaremos al cuerpo la mitad de la mitad de calorías. Además, el rebozado lo hacemos solo con clara de huevo (que la puedes incluso encontrar envasada ya en toso los supermercados), así que si el colesterol es un problemilla, con esta receta podréis daros un buen homenaje.¿Alguna salsita para mojar?

Preparación

  1. Precalienta el horno a 200º C. Lava bien y seca los calabacines; corórtalos en rodajas ni muy delgadas ni muy gruesas, pero déjales la piel.
  2. Dispón en un recipiente hondo las claras y en otro pan rallado mezclado con un poco de sal y pimienta.
  3. Sala un poco las rodajas de calabacón y pásalas por la clara y después por el pan rallado.
  4. Colócalas en una bandeja de horno forrada con papel vegetal o una lámina de silicona, riega con un hilo de aceite de oliva y hornea a 200ºC hasta que doren (15-20 minutos); puedes espolvorealas con un poco de parmesano rallado si te apetece antes de hornealas.

Nota: para conseguir un crujiente más perfecto, puedes mezclar el pab rallado con copos de avena a partes iguales.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *