Carpaccio de ternera, ¿con rúcula y parmesano?

La mayoría de los seguidores de Recetín sabréis que el carpaccio es una forma de servir la carne en crudo y cortada en finas láminas, casi transparentes. La carne más usada es la de ternera. La guarnición clásica del carpaccio es un trío de productos italianos: el queso parmesano, la rúcula y el aceite de oliva. Parece ser que el carpaccio tiene origen veneciano y que sus colores recuerdan a los de la paleta del pintor que le dio el nombre a esta receta.

Ingredientes: 16 láminas de carne de ternera para carpaccio, dos puñados de rúcula, queso parmesano en láminas, aceite de oliva virgen extra, zumo de limón o vinagre balsámico (Módena), pimienta negra recién molida

Preparación: Extendemos las láminas de carne apenas sacadas delenvase sobre un plato untado en aceite. Las salpicamos con unas gotas de zumo de limón y un poco de pimienta negra. En el centro, colocamos una montaña de rúcula y distribuimos las lascas de parmesano. Rociamos con aceite de oliva generosamente y servimos.

Notas: Dejar mucho rato la carne rociada con limón puede hacer que esta se cure por el ácido cítrico. Con respecto a la seguridad alimentaria por serun plato de carne cruda, en principio no debe haber problema. Hoy día venden carne preparada para carpaccio envasada y refrigerada en los supermercados y grandes superficies.

Imagen: Shangaicoupon

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *