Crema de calabacín, fría para el verano

Si hubiera que otorgar el título de rey o reina de las hortalizas para cremas, el calabacín tendría las de ganar. La crema de calabacín se puede tomar tanto fría como caliente, es suave en sabor, sana y fácil de hacer. Con respecto a los ingredientes que la completan, podemos añadir leche, nata, queso blanco y algunas otras verduras como el puerro, la cebolla o la patata. Otra cosa, necesito que me recomendéis un topping o guarnición para la crema de calabacín

Ingredientes: 300 gr. de calabacín, 150 gr. de patatas, 25 gr. de mantequilla, 1 cebolleta, caldo de pollo (el necesario), 4 quesitos en porciones, 1 chorrito de nata líquida, pimienta blanca, sal, aceite de oliva virgen

Preparación: Para preparar los ingredientes, comenzamos pelando parcialmente los calabacines lavados y los cortamos en dados. Pelamos y lavamos las patatas y las troceamos. La cebolleta, la hacemos rodajitas.

En una olla con la mantequilla, comenzamos rehogando la cebolleta, después añadimos las patatas y salpimentamos. A continuación, incorporamos los calabacines. Dejamos que las verduras se enternezcan ligeramente.

Entonces, las cubrimos con el caldo de pollo y dejamos cocer a fuego medio hasta que las hortalizas estén tiernas. Es el momento de añadir los quesitos. Retiramos del fuego y batimos la crema hasta que quede bien homogénea.

Ponemos el chorrito de nata, rectificamos de sal y pimienta, mezclamos y enfriamos.

Servimos con un hilito de aceite de oliva.

Imagen: Gourmetrecipe

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *