Pastel de patatas gratinadas para acompañar o para picar


Un sencillo pastel de patatas, fuente de hidratos de carbono, que se puede degustar como entrante o como acompañamiento de un plato de carne de un pescado. Puede prepararse con un día de antelación y conservarse en el frigorífico. Ah, y no lleva huevo.
Ingredientes: 4 patatas viejas hermosas, 250 g de nata para cocinar, 20 g de queso semicurado rallado, 20 g de mantequilla en trozos gruesos, perejil picado, sal.

Preparación: Precalentamos el horno a 180º C-190º C. Cortamos las patatas en rodajas finas y las ponemos en una fuente profunda y cuadrada. Colocamos las patatas en capas que espolvoreamos nuez moscada rallada y un pellizco de sal. Vertemos la nata por encima y repartimos la mantequilla fría cortada en dados por la superficie. Espolvoreamos con queso rallado y perejil picado.

Horneamos las patatas tapadas con papel de aluminio durante 30 minutos. Transcurrido el tiempo, las destapamos y las cocinamos otros 45 minutos o hasta que se dore la superficie y las patatas estén tiernas (insertar un palillo para comprobarlo).

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.