Pócima de Halloween, ¡ojo con la mano!


En esta misteriosa noche de Halloween no podía faltar un brebaje de color extraño como el de las brujas y hechiceras. A través de estas divertidas bebidas, los niños toman jugos de frutas y se familiarizan con sus sabores en el caso de que añadamos algún jugo o licor de fruta exótica o poco tomada en casa.

Es importante hacer un ponche con un color raro, como el verde, el rojo sangre o el morado. Para ello podemos usar zumos, colorantes alimentarios, flores y licores de frutas. Veremos algunos ejemplos. Pero el toque original y terrorífico se lo da esa mano que emerge de la bebida. ¿Cómo la hacemos? ¡Es muy fácil! Sólo tenéis que llenar un guante de látex con alguna bebida o con agua, cerrarlo bien por el puño y congelarlo. Cuando el líquido se congele y retiremos el guante tendremos una tediosa mano helada que refrescará el cóctel.

Hicimos ya UN CÓCTEL ROJO SANGRE a base de jugos como el de fresa o arándanos y licores como la granadina.

Si prefieres hacerlo verde puedes usar licor de menta o lima y zumo de kiwi. ¿Lo quieres azulón o morado? Tenemos el famoso Blue Tropic, el zumo de arándanos morados o el licor de mora.

Si prefieres un color pardo y turbio, puedes usar refresco de cola, algún licor amarillo como el de plátano o zumos anaranjados. No os preocupéis, el mal aspecto reina en esta noche.

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!
Otras recetas interesantes

Un comentario

  1.   Dulce dijo

    Es una idea muy divertida y se ve fácil de hacer, creo que esas cosas le dan un toque especial a las fiestas, igual los cocteles de Halloween que se ven como sangrientos o con insectos o así s even muy geniales, es de mis fiestas favoritas, se pueden hacer muchas cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *