Roscos de viento: un manjar hueco


Un manjar dulce típico de muchos rincones de Andalucía, estos roscos de viento están huecos, lo cual no les impide estar riquísimos. La masa con que los elaboramos es en realidad una pasta choux, que es la que les confiere esta oquedad. Se bañan típicamente en un almíbar aromatizado con canela, pero puedes cubrirlos igualmente con chocolate.
Ingredientes: 2 huevos hermosos, 90 ml de agua, 40 g de manteca de cerdo, 60 g de harina, 1 pellizco de sal. Para el glaseado: 150 g de azúcar, 500 ml de agua, 1 rama de canela, la piel de un limón y de una naranja (sólo la parte coloreada).

Preparación: comenzamos haciendo la pasta choux poniendo a calentar el agua y la manteca. Una vez rompa a hervir, incorporamos la harina y removemos hasta que se despegue de las paredes y esté uniforme; apartamos inmediatamente del fuego.

Dejamos enfriar la mezcla y vamos incorporando los huevos uno a uno, hasta conseguir una pasta que podamos trabajar con la manga pastelera (si no tienes, usa una bolsa de las de congelado y hazle un orificio en un de las esquinas). Hacemos unos redondeles de unos 5 cm de diámetro sobre papel sulfurizado, vegetal o en una hoja de silicona. Horneamos los roscos entre 12 y 15 minutos.

Para realizar el almíbar ponemos todos los ingredientes en un cazo a hervir 15 minutos y apartamos del fuego. Lo dejaremos infusionar tapado al menos un par de horas. Una vez fríos los roscos, los bañamos con este almíbar previamente colado.

Imagen: clumbsycookie

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *