Salsa gravy, para los asados

Si estuviésemos en Estados Unidos este jueves tendríamos que decir a todos eso de ¡Feliz día de Acción de Gracias!. Nosotros estaremos ocupados trabajando o haciendo nuestra vida cotidiana en ese día, pero si queremos “celebrarlo” a nuestra manera, lo mejor es tomarnos el plato típico del Thanksgiving Day, un buen asado de pavo con salsa gravy.

Es una salsa hecha a base de los jugos procedentes de asar la carne, y por tanto tiene muy buen sabor. Podemos aromatizarla con vino o algunas hierbas como el tomillo, el romero o la salvia.

Ingredientes: 1 taza de caldo de ave, 1 taza de jugo de asado, 4 cucharadas de harina, pimienta, sal

Preparación: Una vez que tengamos listo el asado, separamos la carne de los jugos resultantes. Pasamos el jugo a un recipiente y dejamos que se separe la grasa del líquido. De la grasa obtenemos un par de cucharadas, y del jugo recogemos una taza.

Calentamos el caldo de ave y desglasamos la bandeja, es decir eliminamos los restos que han quedado del asado más endurecidos ayudándonos con una paleta.

En una sartén, calentamos la grasa del asado y doramos y diluimos un poco la harina a fuego lento para que se suelte. Entonces añadimos el caldo de la bandeja y la taza del jugo. Dejamos espesar y reducir los grumos a fuego lento y rectificamos de sal y pimienta.

Imagen: Lacocinadebender

Recibe las mejores recetas para niños en tu email
No te pierdas nuestras nuevas recetas y recíbelas directamente en tu correo electrónico. ¡Suscríbete a Recetín!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *